lunes, 10 de septiembre de 2007

Reseña Literaria: El Traje Del Muerto


Escrito por Joe Hill (hijo de Stephen King) el traje del muerto narra la historia de Judas Coyne, un rockero ya veterano interesado en coleccionar cosas relacionadas con lo macabro. Su agente encuentra para él en internet un traje que alberga un fantasma. Coyne sin pensarlo dos veces se hace del traje. Aquí empiezan los problemas para el pobre metalero, ya que no era broma, de verdad existe un fantasma y tiene sed de venganza.

El libro empieza fuerte, las cien primeras páginas donde se dan las primeras interacciones con el fantasma son absorbentes, como dije en algún post anterior, no me podía despegar de el. El fantasma aparece, asusta y se va, digo, es todo lo que necesitaría un fantasma de verdad para asustar, solo aparecer y eso está bien. Conforme avanza la historia el fantasma pasa de ser una aparición aterradora para convertirse en un comentarista parlanchín y charlar cada que tiene ocasión. Es cuando sentí que la historia perdió su ritmo, el fantasma se hizo cada vez menos creíble (hasta volverse ridículamente increíble al final).

El personaje de Judas Coyne, al principio lo presentan como un amante de lo oculto, y ahí es cuando me dije “claro, con esos conocimientos, va a saber cómo derrotar al fantasma” pero después de las primeras páginas Joe Hill se olvido de esa faceta de el personaje volviéndose claro que solo uso esas referencias para crear una floja excusa para hacer valido el que Judas comprara el traje del muerto.

A mitad del libro la historia se vuelve mediocre, con una persecución sin chiste por parte del fantasma donde no pasa mucho que enriquezca la historia. Judas acompañado de su novia viajan por el país buscando la solución para acabar con el fantasma, mientras dicho fantasma va tras ellos. Podría haber sido interesante, vaya, podría haber sido aterrador pero fue mal manejado volviéndose aburrido.

La última cuarta parte del libro es la peor, la gran batalla final contra el fantasma es un fiasco ridículo e increíble, con salidas sacadas de la manga (en eso es igual a su padre). Al final de la historia algunos cabos terminan sueltos y otros tantos asegurados muy a la fuerza.

Me enfoco mucho en el lado negativo porque la verdad me quede decepcionado después del buen inicio, aun así, el libro no es malo, tiene sus partes interesantes y se lee rápido. Creo que Joe Hill tiene mucho más que dar y estaré listo para lo que saque más adelante.

Espero que herede la calidad de su padre, la calidad de los primeros años, no la de sus últimos como en este libro.

Calificación: 6.5/10

2 comentarios:

Kodama dijo...

A pesar de tu calificación de 6.5, tu reseña hizo que me dieran ganas de leerla, creo que lo conseguiré, chida reseña, man.

Øhne Gø††™ dijo...

:O Suena bastante interesante, creo que parte del talento lo puede heredar, pero la otra parte la tiene que trabajar, y parece que lo esta haciendo.

Aunque el padre, hacia trabajos increíbles, recuerdo que hubo ocasiones en que al terminar de leer el libro quedaba aterrorizado (Los leía de chiquillo), e incluso llegaba a soñarlos, con el comprobé que mi propia imaginación (Y la de cada uno), es más fuerte que lo que podamos ver con la tecnología más avanzada en el cine (Aunque bueno, puede que llegue el momento en que esa teoría se valla a la basura, con tantos avances, aunque lo dudo, a veces hay tantos recursos, pero poco talento para hacer una buena historia para la pantalla grande). Ahora tendré que leer ese libro, aunque siendo sincero, últimamente me he alejado de los libros, cada que intento leer uno nuevo, recuerdo que no pude terminar de leer Don Quijote de la Mancha :'(...

Pero lo intentare...

Buen post. Salu2!!!